Nos proponemos hacer desde lo colectivo una mirada panorámica a la condición femenina, en todas las acepciones de la palabra condición, la índole de lo femenino, lo femenino en posición y posicionante de lo social, a sus circunstancias, a sus estados, a lo que es imprescindible para que sea. En definitiva, es una mirada a la mujer como universo y al universo de la mujer. Esta mirada será a través de tres esferas que interactúan en el ser mujer, en la condición femenina: la esfera de lo biológico/individual; la esfera de las representaciones, de lo simbólico y la esfera de lo social/de las relaciones.

NVE es una aproximación entre el ensayo y la crónica gráfica contemporánea del ser mujer, a sus relaciones consigo misma, con el mundo, con los hombres, los clichés, los temas tabú. Es una mirada frontal que busca no enceguecerse ni enceguecer.

Esta mirada está propuesta desde el hoy, mirando el pasado y tal vez proponiendo nuevos sentidos para el mañana. Es universal, es un gran collage, imperfecto, asimétrico que no está propuesta como un juicio de valor o una bajada de línea. No busca hablar de un tipo de mujeres, o de un tipo de feminismo.

Esta mirada colectiva se plantea como un gran espacio representacional para poner todo en foco, para que podamos emocionarnos, identificarnos, una mirada inclusiva pero abarcativa, universal desde la universidad pública. Desde el diseño gráfico como constructor del mundo a través de la imagen, desde la paradoja de lo que es y lo que puede ser. Desde las posibilidades de la imagen como forma de dar forma a lo que la palabra resulta . La búsqueda es el animarse a hablar sobre lo que no se habla, no la búsqueda de una verdad definitiva.

El universo biológico:

El territorio de lo físico, individual, las funciones propias que caracterizan a la mujer donde la capacidad de concebir la vida, ser hembra en oposición al macho (el hombre), la sexualidad, lo individual, la relación con el cuerpo. Y como el cuerpo es dimensionado desde lo social y desde lo representacional.

El universo simbólico:

De las representaciones es lo femenino a través de la mirada, lo femenino con- vertido en vehículo de los grandes temas de la humanidad que surge en la relación de lo corporal con lo social, la forma que lo femenino teje y es tejido por la cultura.

El universo social:

De las relaciones es donde se proyecta lo femenino como género, donde lo biológico y lo simbólico se vinculan generando roles o espacios de acción, donde lo colectivo y lo individual son una dialéctica matizada por lo simbólico.

Estos tres universos están en movimiento entrecruzándose, yuxtaponiéndose permitiéndonos mirar reflexivamente al ser mujer de manera dinámica hoy.

 

grafico

 

 

Juan Miranda – Vanesa Maciel