Al igual en las otras dos ediciones anteriores, para la edición del libro se trabajó de modo colaborativo y autogestionado. Todos los integrantes del proyecto aportaron una suma determinada (se establece un sistema de media beca o beca completa para los alumnos que no puedan llegar a esa cifra) y a partir del dinero recaudado se imprimió el libro. Cada alumno recibe dos libros, pudiendo vender uno de ellos al mismo precio de lo que aportó y quedándose en su poder con un ejemplar sin cargo.

El resto de la edición sale a circuito comercial, y la plusvalía generada se suma al capital del próximo proyecto. El resto de la edición sale a circuito comercial, y la plusvalía generada se suma al capital del próximo proyecto.