Una reflexión sobre nuestra carrera

Home Alt Foros Debates Una reflexión sobre nuestra carrera

Este debate contiene 1 respuesta, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Cátedra Salomone hace 1 año, 1 mes.

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Publicaciones
  • #1974

    Christian
    Participante

    Quisiera, a lo largo de las siguientes líneas, hablar sobre la capacidad de los alumnos para ser generadores de conocimiento de valor y la poca utilización de esto que se realiza. Creo que la UBA tanto por su prestigio general como en las áreas de diseño, sumado a sus aspectos masivo, público, gratuito y estatal presenta el lugar ideal para que se conforme una “comunidad de diseñadores gráficos” entrelazada a la cursada personal: un espacio donde se genere conocimiento libre, funciones sociales y el capital simbólico (en el sentido que Pierre Bourdieu le otorga en su teoría de los campos) que dé a nuestra profesión la seriedad que merece. Digamos, una versión expandida de lo que esta cátedra ya intenta hacer.

    Gui Bonsiepe propone al respecto en “El diseño de la periferia” unificar el universo académico-científico-tecnológico con el del sistema productivo-económico, para ello argumenta:  “Las Universidades tienen, por suerte, el privilegio de disponer de un espacio experimental de maniobras, y si saben usarlo pueden explotar formas de  cooperación al prestar sus servicios de extensión a una clientela poco habitual, como parques industriales, cooperativas, comunidades rurales y departamentos gubernamentales. De esta manera podrían difundir y des-elitizar el diseño.” Una propuesta a mi parecer clave y que he visto se intentó practicar en otra cátedra (desconozco con qué grado de éxito), pero que para funcionar en todo su potencial requiere necesariamente tanto de más recursos como de un real compromiso de las autoridades de la universidad. Factores que sinceramente desconozco cuan posibles son de alcanzar.

    Siguiendo su línea de pensamiento hay sin embargo otra posibilidad más cercana, ciertamente existe otra clientela necesitada de material gráfico-teórico bien diseñado: nosotros mismos. ¿No es entonces razonable aprovechar la posibilidad del diseño gráfico por ser justamente quien abarca la transmisión e intercambio de conocimiento para “diseñarse a si mismo”? ¿De generar contenido educativo, de investigación real y propio para su posterior uso? ¿De crear un sistema-experiencia que se auto-perfeccione y al mismo tiempo tenga un carácter más social y menos individualista?

    Personalmente creo que sí, y algunos ejemplos simples (porque estoy convencido de que deben haber mejores) pueden ser:

    – La implementación de TPs de piezas informativas/educativas diseñadas para otros alumnos de nuestra universidad (presentes y futuros) sobre teoría relacionada al diseño (puede abarcar temáticamente desde el manejo de herramientas reales y virtuales en los primeros niveles, pasando por las clásicas teorías fundamentales del diseño gráfico, hasta recursos teóricos y/o prácticos de otras áreas como el arte, psicología, semiótica etc… aplicables al DG)

    – Que haya en todos los trabajos una fundamentación escrita sobre las elecciones tomadas a la hora de comunicar el mensaje y bajo qué condiciones. (Si bien hoy en día el acceso a referentes visuales de calidad es accesible no lo es al proceso detrás de los mismos, lo cual no solo limita la comprensión de los ejemplos de forma íntegra sino que refuerza la importancia de las piezas en sí mismas por sobre los métodos, consideraciones y hasta el mensaje a comunicar)

    Esta clase de propuestas permiten que luego de que los mejores trabajos sean seleccionados, categorizados y subidos a la red, la facultad (o la cátedra) genere un conocimiento diseñado, permanente, en crecimiento, público y democrático relacionado a nuestra actividad. Algo que beneficia a los alumnos (unión más evidente entre la teoría y la práctica, posibilidad de trabajos reales en vez de simulaciones, una base de referencias visuales, teórico-prácticas, accesibles y profesionales sobre la cual trabajar y expandir etc…), facilita el sobrecargado trabajo de los docentes (quienes pueden empezar a contar con contenido gráfico -infografías, videos, animaciones, aplicaciones etc… que apoyen tanto sus clases teóricas como prácticas en los próximos años) y a la divulgación de nuestra profesión. (Tanto por ser de libre acceso como por el posible debate que puede generarse con otros profesionales y gente del oficio)

    Invito a esta reflexión porque creo que las personas -como seres sociales que somos- estamos principalmente influenciados y formados por nuestro ambiente y experiencias, y que dado eso, el foco para generar cambios positivos reales siempre debería pasar por intentar diseñar o mejorar las experiencias que transitamos, especialmente aquellas tan importantes como la educación universitaria.

     

    PD: Nunca volvieron a abrir el foro general o el de debate 🙁

    #2024

    Cátedra Salomone
    Jefe de claves

    Hola Christian. Movimos tu posteo al nuevo foro de Debate 🙂

Viendo 2 publicaciones - del 1 al 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate.