Estatuto – Bases y espíritu de la Cátedra Salomone

Este pequeño compendio de definiciones es una herramienta para poder construir una convivencia clara y respetuosa entre todos los integrantes de la cátedra.
Si bien es un tanto formal, nos resultará muy útil a la hora de tener claro cuáles son las condiciones de normal desenvolvimiento de la cursada.
Dado que nuestra universidad en general y nuestra facultad en particular son instituciones masivas, nos interesa recalcar que dentro de esta normativa todo está dado para que cada integrante de nuestra pequeña comunidad tenga claro cuáles son sus derechos y obligaciones.
Todas las condiciones están basadas en un consenso de cátedra y respetan y se basan en el Estatuto universitario, nuestra carta magna en la Universidad de Buenos Aires.

 

1 – Responsabilidades

1.a Del o la profesor/a titular
El profesor titular es el responsable máximo del funcionamiento de la cátedra.
Por ello, estará presente en el cursado de la materia, para asistir tanto a docentes como estudiantes en dudas, correcciones, clases teóricas y prácticas.
Es responsabilidad del profesor generar los procesos que apunten a la formación de recursos humanos y cuadros docentes. Además, es responsable directo de crear y proyectar los contenidos que desarrolla la cátedra.
En general, el espíritu y marco teórico desde donde se desarrollarán todos los contenidos, desde una perspectiva de paradigma, sociedad y país en su articulación con el diseño, de manera transversal en los tres niveles.
En particular, debe trabajar en las líneas de relación entre los objetivos pedagógicos y las tipologías intrumentadas, la estrategia pedagógica y el devenir de las diferentes asignaturas.

1.b Del o la profesor/a adjunto/a
Por las características de la materia y nuestra cátedra, cada nivel de la asignatura dispone de un profesor adjunto, encargado de llevar adelante el desarrollo de la cursada. Crea y proyecta, junto al profesor titular, el programa de contenidos a desarrollarse durante el ciclo lectivo.
Está a su cargo el desarrollo de programas de formación de los recursos humanos del nivel. Además, es el responsable del cronograma del año, que se desarrolla desde un formato básico de ejercicios, actividades especiales, trabajos prácticos y las clases teóricas, que serán dictadas por él mismo, por el titular o por invitados especiales según el caso.
Formula, junto con el titular, las temáticas a dictar en cada unidad pedagógica, previo consenso con el o la JTP y el equipo docente, donde se argumentarán las mejores opciones a tomar.
El o la profesor/a adjunto/a es quien debe medir el pulso del taller, evaluar el ritmo de la actividad, detectar desvíos o errores comunes, estimular aciertos y direccionalidades y guiar al cuerpo docente en el devenir de cada caso.

1.c Del o la Jefe/a de Trabajos prácticos
El JTP tiene como responsabilidad mayor llevar adelante la logística del taller, articulando los contenidos discutidos previamente entre el titular, el adjunto, él o ella mismo/a y el cuerpo docente. Esta articulación se basa en la relación entre trabajos prácticos, ejercicios, evaluaciones, devoluciones y clases, teóricas y prácticas.
El JTP tiene una doble tarea de llevar adelante su propio grupo de estudiantes y a la vez, tener noción de cómo va evolucionando cada actividad en general. Para ello tendrá como clara referencia al profesor adjunto y su propia experiencia en recorrida, que deberá ser breve en relación a su propio grupo de pertenencia.
A su vez, es responsable de resolver dudas puntuales que surgen en el devenir de cada trabajo, y apuntalar puntos ciegos detectados en las correcciones, sobre cuestiones técnicas o de diseño y también temáticas.

1.d De los/las docentes
El cuerpo docente posee varias responsabilidades de igual importancia. Tiene a su cargo un grupo determinado de estudiantes, con los cuales trabajará durante todo un ciclo lectivo, aunque es probable que, por dinámica de taller, estos grupos roten en algunos momentos.
Será responsable de hacer cumplir la asistencia, empezar las clases en tiempo y forma, dictar cátedra sobre los temas que no estén claros, guiar los procesos de enseñanza/aprendizaje, evaluar y devolver los trabajos.
Cada docente tiene el compromiso de manejar los temas dictados en clase en una dimensión mucho mayor a lo puesto en juego en cada corrección. Tanto en argumentación, recursos técnicos y gráficos, como en la temática que da forma a cada demanda.
Además, tendrá a cargo un/a docente auxiliar Ad honorem, quien será su asitente y a la vez, participará del complemento formativo de la cátedra.
Mientras que la formación del ayudante es tarea directa de las autoridades de la cátedra, es resposabilidad del docente guiar y guiar y estimular ese proceso.

1.e De los/las ayudantes
Son auxiliares docentes en su primera etapa. Tienen la responsabilidad de asistir a los estudiantes, corregir y seguir sus procesos, aprovechando la mayor cercanía empática que generan, siendo una interfase más cálida para la evacuación de dudas de los estudiantes. Será su responsabilidad tomar asistencia, conocer a los integrantes del grupo y asistir al docente en las correcciones. Es recomendable que, en una primera etapa, el ayudante ejercite la gimnasia de la escucha en las correcciones, intentando delinear qué aspectos aún están ausentes en las correcciones y comparando los criterios expuestos con los propios. Ese entrenamiento deberá ser verificado posteriormente con los docentes, para ir formando su propia argumentación.
Los ayudantes deberán tner muy claras las consignas al comienzo de cada unidad de contenidos, debiendo evacuar todas sus dudas sin excepción.

1.f De los/las estudiantes
Los estudiantes son la razón de ser de la cátedra. Concebimos este protagonismo desde la autonomía, el interés y energía puesto en el proceso de aprendizaje por cada estudiante.
Es por eso que se propone un modo de aprendizaje donde el saber será una construcción y no una verdad revelada en manos del docente. Cada proceso contará con la aprticipación activa no sólo de cada individuo sino del grupo como cuerpo superador de cada sujeto, donde se pondrá en juego las convicciones, las diversidades y la argumentación.
Los estudiantes tienen derecho a la mejor clase que cada docente pueda brindarles, a ser escuchados, a discutir argumentativamente las correcciones y evaluaciones. Y sobre todo, a ir adquiriendo conocimiento sobre el diseño en su instancia más amplia.
Para mantener su condición de regularidad, deberán tener el 75% de presentismo, y no podrán acumular más de 4 faltas seguidas. Además, deberán dar el presente antes de las XX hs.
Para aprobar la cursada deberán tener más del 66% de los trabajos aprobados, y su nota deberá ser 4 puntos o más. Después de cada entrega, tendrán una devolución de parte de su equipo docente pormenorizada, repasando errores y aciertos. A su vez, puede pedir ampliación de devolución a cualquiera de las autoridades de la cátedra (JTP, adjunto o titular).

 

2 – El Taller

El taller es nuestro espacio de trabajo más preciado. Por ello, hemos pensado un conjunto de normas que estimulen y protejan el trabajo socializado que todos allí desarrollamos.

2.a Asistencia de los estudiantes
Para mantener la condición de regularidad, los estudiantes deberán tener el 75 % de asistencia a clase, y no acumular más de 4 faltas seguidas. Se considera tarde (media falta) a partir de las 20 hs.

2.b Dinámica (ej/TP/etc)
La actividad de taller tendrá diferentes instancias que irán conformando la cursada en el vaivén de enseñaza/aprendizaje. Para ello contaremos con: Trabajos Prácticos, ejercicios, clases teóricas y apuntes.

2.b.I Trabajos Prácticos
Son el esqueleto que arma la cursada, y responden a una estrategia general del recorrido de contenidos previsto. Cada TP arranca con una demanda escrita, que establecerá las condiciones contractuales del desarrollo, y una versión oral que explicará el espíritu y los objetivos de la actividad. Luego del desarrollo se dispone de una preentrega, que determina un marco de situación de cada trabajo, para concluir en la entrega, en las condiciones determinadas en la demanda inicial.
Los trabajos prácticos se aprueban con un mínimo de 4 puntos y un máximo de 10.

2.c Delegados
Cada comisión docente elegirá a fin de abril dos delegados. Los mismos tendrán diferentes funciones, a saber: reunión periódica con el adjunto del nivel y con el titular para plantear problemas, opiniones o sugerencias. No serán a título personal, sino que representarán la voz de cada grupo.
Podrán asistir a la primera parte de las correcciones de cada trabajo práctico entregado. Esta labor será fundamental, proque antes de comenzar la devolución personalizada de cada TP, ellos deberán transmitir de manera pública su experiencia al resto del grupo. Coordinar con todo el taller modos específicos de gestionar descuentos para las entregas en determinadas librerías.

2.d Convivencia
Consideramos a la facultad nuestra segunda casa. En virtud de eso, queremos que nuestros talleres luzcan en las mejores condiciones posibles. Es por eso que planteamos un pequeño plan de convivencia, para que la cursada sea lo más cómoda posible.

2.d.I Higiene y orden
Es probable que el taller nos sea entregado en malas condiciones de higiene. Pensemos que estaremos allí entre tres y cuatro horas, por lo que no está mal quitar todos los papeles o rezagos que hayan quedado. Asimismo, si por alguna actividad hacemos mucha basura, lo ideal es dejarla en los tachos al terminar la clase.
Siendo clase de taller, a veces hay tiempos ociosos. No es necesario susurrar pero tampoco estar a los gritos.
Asignemos un lugar para dejar nuestras pertenencias, que siempre esté a la vista de todos y que pueda darnos un marco mínimo de seguridad. A su vez, que nos permita distribuirnos en mesas lo más cómodos posible.

 

3 – Trabajos Prácticos

Los Trabajos prácticos son el corazón de la cursada y marcan el ritmo de la misma

3.a Reglas generales
Cada TP se compone de diferentes partes que deben ser atendidas en sus diferentes características.

3.b Demanda y presentación
El TP se presenta con una charla introductoria que explica la demanda, plantea una problemática y los posibles caminos a seguir. Es fundamental estar atentos a esta bajada, ya que desarrolla de modo coloquial y ampliado los requisitos y objetivos del trabajo práctico. La demanda formal del TP plantea el desarrollo esperado, los objetivos pedagógicos y las condiciones de entrega.
Todo buen proceso comienza con las líneas bien definidas y sin situaciones de duda. Se recomienda, por lo tanto, la lectura detenida de las condiciones generales y particulares.

3.c Proceso
El ritmo universitario no es cohercitivo en las materias proyectuales. Esto significa que cada estudiante decide sobre su proceso. Puede llevarlo de manera fluida, progresando en la linealidad del tiempo, o de manera más tortuosa, con interrupciones, desarrollos pobres o directamente nulos. Lo que está claro es que el proceso incide directamente sobre el resultado final. Si bien no es matemático ni exacto, un mal proceso no determina linealmente un mal resultado. Pero es altamente probable que un buen proceso desemboque en un buen resultado. Independientemente de la evaluación final, el punto más importante de los procesos es el aprender a diseñar. Y la cátedra entiende que el proceso de diseño se compone de una argumentación o saber previo, puesto en práctica, Luego deviene una reflexión crítica del mismo, entendiendo aciertos y errores, para posteriormente volver a la práctica, ya con más elementos para resolver  el trabajo de manera satisfactoria. Este devenir, que en la universidad es guiado, no dista mucho de la práctica profesional, donde se realiza en soledad o (más recomendable) con observaciones de colegas o compañeros. Es por eso que el proceso de trabajo en el taller, socializado con compañeros y docentes, es una experiencia muy rica en matices y aprendizajes, que recomendamos transitar.

3.d Evaluación
Es el espíritu de la cátedra que toda evaluación surja de diferentes instancias de debate entre todos sus miembros para asegurar que los criterios de las decisiones estén profundamente fundamentados.
Es por eso que el procedimiento estandard es una nivelación de todo el taller y la discusión sobre cada nota salga del consenso de todo el equipo docente del nivel. Es decir, que los grupos docentes se disuelven en la corrección de cada TP y es todo el equipo quien evalúa cada trabajo. Este año, los estudiantes delegados de cada nivel podrán asistir a la primer instancia de evaluación, en el nivelado general.

3.d.I Calificación
Se califica con las notas que establece la Universidad, de 0 a 10. La cátedra no trabaja con otro sistema de puntajes. La calificación final surge del promedio de notas. El trabajo final suma una nota más, pero su desaprobación no equivale a la pérdida de la cursada.

3.d.II Condiciones de entrega
La cátedra fija el horario límite en cada entrega. Si el estudiante entregara posteriormente a ese horario, se recibe la entrega pero su nota máxima será un XX. Si el atraso fuera de dos clases, la nota máxima será un XX y así sucesivamente. La entrega de todos los trabajos es requisito indispensable para no perder la regularidad.

3.d.III Jurados
La cátedra ha instaurado desde 2015 que el TP final sea presentado por el grupo de estudiantes a un jury compuesto por docentes de todos los niveles, independientemente del origen de cada grupo. El objetivo del mismo se basa en entrenar a los estudiantes a verbalizar y defender los trabajos, a trazar estrategias pedagógicas y a internalizar el relato en extenso que presupone cada sistema de diseño.

3.e Devolución
Para la cátedra, la devolución de las entregas y la fundamentación y explicación de los argumentos que llevaron a cada trabajo a obtener determinada nota, es una instancia fundamental, porque allí se construyen determinados entendimientos sobre lo producido. Pensamos que uno de los puntos importantes de la enseñanza del diseño es el hacer, reflexionar sobre ese hacer, y hacer nuevamente en base a lo observado (praxis/reflexión/praxis). Por ello, es importante la internalización del proceso y el resultado tanto en los casos de buen resultado como en los fallidos. Es por eso que se dedica una clase a este proceso, con el compromiso explícito de que sea la clase inmediatamente posterior a la entrega, salvo casos de extrema excepcionalidad.

 

4 – Contenidos

La cátedra en general se basa sobre cuatro puntos eje que articulan todo el desarrollo de los contenidos. Estos son: desarrollo proyectual, abordaje estratégico, énfasis en lo inclusivo y colectivo y pensamiento lateral.
El desarrollo proyectual apunta a una didáctica basada en el proyecto, aspecto distintivo que une a las carreras de FADU y la separa del resto de la universidad.
La actitud proyectual implica un desarrollo racional frente a determinadas problemáticas, permitiendo el trazado de un mapa de posibilidades, recursos y tiempo que posibilita el desarrollo de procesos complejos de diseño.
Claro está que todo proceso proyectual se basa y desarrolla una aproximación conceptual, piedra basal para la construcción de sentido. Sobre este punto se profundiza y trabaja en los tres niveles.
El abordaje estratégico es fundamental para un futuro profesional que se moverá en terrenos cada vez más complejos y, de seguro, interdisciplinarios. Para ello es necesario un planteo que contemple la vastedad del campo de acción, los espacios e implicancias aledañas, los problemas y las soluciones. Apuntamos a trabajar específicamente sobre el trazado de un mapa que permita contemplar estas complejidades.

El énfasis en lo inclusivo pareciera ser una obviedad, aunque no lo es tanto. El espíritu general y las apliaciones particulares de todos los trabajos de la cátedra apuntan al diseño como una instancia masiva, pensada para mejorar la calidad de vida de grandes masas de la población. En ese sentido, preferimos no entrar en el debate del diseño social como nomenclador (en nuestra mirada, una falacia) sino apuntar a actitudes y acciones que se enfoquen en las cuestiones vincualdas a todos los estadíos del crecimiento social, ya sea en instancias públicas o privadas. No existe el eje inclusivo sin pensarlo desde una práctica colectiva. Entendemos el plural como superador de lo singular. Por razones obvias, deben tener una relación dialéctica, donde los esfuerzos  e iniciativas individuales suman al grupo, y las discusiones y consensos generan propuestas mejoradas y superadoras de las iniciativas singulares.

Finalmente, el trabajo sobre el pensamiento lateral es una cuestión que requiere un tratamiento delicado, ya que viene a tensionar el primer punto esbozado, el proyectual. Porque uno apunta a la construcción más racional y metódica, y este último a observar un problema y encontrar diagonales, diferentes puntos de vista y explorar la intuición. Sobre esta gran pista es que desarrollarán los contenidos de la cátedra, con la firme convicción de que los y las estudiantes logren constituirse en sujetos autónomos, de gran capacidad de análisis, sólido desarrollo proyectual en todas sus facetas y excelente resolución gráfica.

4.a Apuntes
Son el fundamento teórico que permite el desarrollo de los contenidos a tratar en cada TP. En algunos casos son antologías de textos fuente, la base de argumentación y en otros, textos producidos y elaborados por diferentes integrantes de la cátedra. Consideramos imprescindible su lectura y discusión tanto en los grupos de estudiantes como en los grupos docentes de cada taller.

4.b Clases Teóricas
Las mismas se componen de un elemento común: la teoría. Consideramos que la clase teórica explicita y desarrolla los valores y conocimientos subyacentes a cada TP. Están desarrolladas por el titular, el o las adjuntas y el equipo docente. A su vez, a comienzo de año se elbora un calendario de invitados especiales para el tratamiento de temas específicos.

4.c Comunidad y redes
La cátedra ha ido construyendo con el correr del tiempo una red propia social en la cual conviven ya más de dos mil personas. Esta comunidad, que mezcla ex estudiantes, algunos profesionales, otros a punto de serlo y estudiantes, es una fuente permanente de consulta, tanto para temas cotidianos como para temas de relvamiento, reflexión y crítica. A su vez, tiene una muy dinámica relación con las redes sociales, lo que le permite un vaivén de muestra de los que se produce en los talleres y apropiación del conocimiento en circulación.

Lost Password

Register