Sandro

Sandro
Alumnos
Alejandro Casale, Kharsansky, Gotlib, Kenny Cortes, Maximiliano Grosso, Lorena Libertino
Docente editor
Pablo Parzajuk

Fue Dicho

“El temblor de su voz, esos labios que prometían unos besos tan húmedos y esponjosos que convocan de inmediato al rubor, su manera de jadear mientras fraseaba, la pelvis apretada y bamboleante; Sandro no era otra cosa más que sexo. Sexo en estado de deseo permanente, o sea, sexo del mejor, el que está por suceder. Nadie quiere verlo en la cama, todas y todos quisieran imaginarlo, siempre joven, labios de carne cruda para morderlos y que sangren. ¿De eso se trataba el enigma sobre su sexualidad? Sólo se reservó el secreto de sus placeres sexuales. Tal vez sabía que así se conservaba en estado puro, puro sexo, puro Sandro”.
-Marta Dillon

La historia en tres puntos


Compartir este retrato






Dejar un comentario


Subir